Últimas reseñas


jueves, 6 de abril de 2017

El hielo de mis venas #2 ~ Mike Lightwood

¡Buenas tardes Devoradores!

Hoy es un día especial. El libro que voy a reseñar hoy es mi primera colaboración con Plataforma Editorial (ficha del libro), a los que quiero dar las gracias. Es una historia a la que tenía muchas ganas después de leer El fuego en el que ardo, a pesar de ser reacio a comprarlo por motivos personales. Además lo he leído junto a una amiga, así que hemos ido inventando teorías y cotilleando jajaja. ¡Vamos allá con la reseña!

Puede contener SPOILERS de la primera entrega.

Título: El hielo de mis venas
Saga: Fuego y hielo (2)
Autor: Mike Lightwood
Editorial: Plataforma Neo
Género: Romántica / Juvenil
Páginas: 427
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-17002-04-6


Vivir con culpa no es tarea fácil, y eso es algo que Darío sabe muy bien. Después de todo, el que solía ser su mejor amigo vive un auténtico infierno tras confesarle lo que sentía por él, y lo peor es que Darío no puede hacer nada para arreglar la situación. 

Atormentado por unas oscuras pesadillas, Darío se enfrenta cada día a su peor enemigo: él mismo. El problema es que es demasiado difícil aceptar lo que siente, sobre todo cuando hacerlo significaría que tal vez no sea la persona que siempre ha creído ser. 

El hielo de sus venas se extiende cada vez más, y dependerá solo de él conseguir que se derrita o dejar que se extienda hasta congelarlo por completo. 

OPINIÓN PERSONAL

"Pero tengo miedo de lo que pueda decirme. Miedo de que quiera seguir siendo mi amigo. De que no quiera seguir siéndolo. Tengo miedo de que me odie. Miedo de que me quiera.
Y también tengo miedo de que me confirme que lo he perdido por completo, que no puedo hacer nada para recuperarlo por mucho que lo intente."

De acuerdo, antes de nada, yo os recomiendo leer primero El fuego en el que ardo. Diréis: "Lógico, esta es la segunda parte". Sí, pero son historias que transcurren paralelamente. En este segundo libro, nuestro protagonista será Darío, al que ya conocíamos en el otro por ser el chico que le rompe el corazón a Óscar y el culpable de que se conozca la sexualidad de este en el instituto.

Nuestra historia comienza casi a la par que la del libro anterior: Darío, tras repudiar a Óscar, se ha separado de sus amigos y es participe de las burlas y el acoso que sufre su amigo en clase. Sin embargo, el dolor que siente es insoportable. A pesar de todo lo que ha dicho, Darío sufre un terrible mal: se odia a sí mismo. 

Rodeado de personas con la mentalidad de que ser gay es malo, Darío vive en una completa confrontación: le gusta lo que siente, pero a la vez le da asco sentirlo. Toda su vida se basa en esa pelea: quiere pero no quiere. Para empeorar las cosas, su personalidad explosiva le hace soltar cosas que no debería, hiriendo a sus seres queridos aún más. Lentamente, se va hundiendo en un mar de sufrimiento. Como él mismo narra, siente el hielo creciendo en él. Cuando se congele del todo, no quedará nada.

"—¿Robas, vendes drogas, estás en alguna clase de secta extraña...?
No sabía si lo decía en serio o no, pero ya estaba empezando a cabrearme.
—¡Claro que no!
—Pues entonces no creo que tengas ningún problema, Darío. Como te decía, sé que tener quince años es difícil, pero ser quien eres no tiene nada de malo. Te lo prometo."

Vale, realmente de este libro no puedo hablar mucho de la historia, ya que su esencia es la pesadilla que vive Darío. Vemos que es un chico que, desde pequeño, vive con su abuela y su perro. Solo les tiene a ellos y a sus dos mejores amigos, Óscar y Fer. Cuando empieza a sentir algo por Óscar, se distancia un poco de ellos, pero la soledad le puede y retoma la amistad. Sin embargo, estar cerca de su amigo no ayuda, así como tampoco lo hacen los roces, los calores y los "bultos sospechosos". Se auto-engaña llamándolo juegos de amigos, pero poco a poco una voz dentro de él lo ve como algo asqueroso.

Para colmo, una serie de situaciones, con frases que llevan a malentendidos, hacen que Darío sufra aún más ese odio hacia sí mismo. Problema: lo exterioriza contra Óscar tratándole como el único culpable. Y aquí viene la trama: las pesadillas que sufre cada noche, las vueltas y vueltas que le da al tema, el odio que siente hacia sí mismo, el desprecio, el asco... se auto destruye lentamente y cuando más necesita a sus amigos, les ataca.

En el conjunto físico del libro, encontramos tres partes. En la primera, ya ha pasado todo el problema entre los chicos y Darío está sufriendo. De aquí pasamos a una segunda parte que nos cuenta todo lo que pasó el verano anterior, que creo que es bastante importante conocer tanto para este libro como para el anterior. Ya la tercera parte continúa donde paró la primera y hasta el final.

Mucha gente me ha preguntado si este libro se parece al anterior y cuál me gusta más. Creo que trata dos puntos de vista completamente distintos de la homofobia. El primer libro hablaba del bulling y el acoso escolar; este, en cambio, trata un punto más profundo, el odio hacia uno mismo, algo que, tristemente, me ha cogido de primera mano. Ambos aspectos son una pesadilla, pero el segundo creo que es más difícil de afrontar porque es un cara a cara contra tu voz interior, algo que no todo el mundo es capaz de superar.

También os digo que en este libro el nivel de erótica (no voy a llamarle porno porque no me apetece pero podría servir también jajajaja) es un poco más elevado que en El fuego en el que ardo, así que si sois chicos, cuidado con ir en pijama o en chándal, se marca todo.

En general, es una historia que me ha llegado al centro del corazón por sentirme demasiado identificado con Darío, un personaje que llegó a ser odioso en el primer libro por no saber qué pensaba. Como en la primera entrega, los capítulos tienen fragmentos de canciones y páginas en negro que representan sueños y pesadillas. Tiene un final que sirve para concluir El fuego en el que ardo y El hielo de mis venas, algo que me ha gustado mucho. Creo que va a ser una de esas historias importantes que me guardo en el corazón.

Lo mejor: Sentimientos y una imagen de la sociedad actual tristemente reales.
Lo peor: Hay alguna escena que duele emocionalmente.

"Quizá sea eso lo que debería hacer; quizá sería mejor para todo el mundo que me quedara congelado del todo y ya no despertara nunca más. Pero no. Ahora que estaba comenzando a derretirlo, no puedo permitir que la cosa vuelva a ser como antes. Debo seguir luchando. «Debo seguir ardiendo si no quiero congelarme»."


OTROS TÍTULOS


#1. El fuego en el que ardo (Reseña)


NOTA


5/5
Debo seguir ardiendo si no quiero congelarme




2 comentarios:

  1. Hola!
    A mí los libros de este autor nunca me han llamado la atención, y por lo que he visto de ellos, sé que no son para mí. Además, no me gusta la forma en la que retrata el mundo LGBT. Y encima las frases que muestras del libro..."debo seguir ardiendo si no quiero congelarme". Sin comentarios xDDDD

    Pero me alegra que a tí te hayan gustado. Yo, lo siento, pero no los leeré ^^U
    Gracias por la reseña, nos leemos!
    The Best Read Yet blog

    ResponderEliminar
  2. El anterior me gustó bastante asique un espero leer este pronto.

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos Devoradores! Muchísimas gracias por leerme y querer comentar. Todas vuestras opiniones son bien recibidas, pero os pido que no insultéis, no hagáis SPAM y lo más importante: ¡sed vosotros!