Últimas reseñas


martes, 12 de septiembre de 2017

Solo tú me conoces ~ Nina LaCour y david Levithan

¡Buenas tardes Devoradores!

Como muchos de los que leeis sabéis, soy un gran fan de las historias de este hombre. Cuando vi este libro hace tiempo, solo se publicaba en latino. Más tarde llegó la noticia de que lo traían a España y me emocioné del todo. Y por fin me hice con él. Solo me ha durado dos noches, pero han sido dos noches muy emotivas. ¡Vamos allá!

Título: Solo tú me conoces
Título original: You Know Me Well
Saga: Autoconclusivo
Autor: Nina LaCour y David Levithan
Editorial: Cross Books
Traducción: Zulema Couso
Género: Romántica / Juvenil
Páginas: 270
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-08171-68-3

¿Quién te conoce realmente? ¿Tu mejor amigo? ¿Tu novio o tu novia? ¿O un desconocido con quien te has cruzado en una noche loca? ¿O nadie, en realidad?

Mark y Katie, de 16 años, se conocen en una discoteca gay durante la Semana del Orgullo Gay en San Francisco. Mark acaba de ser abandonado por Ryan, de quien está enamorado, y Katie le da plantón a Violet por miedo escénico. Compartiendo sus dilemas sentimentales, la fuerza de la amistad les unirá y acabarán conociéndose como nadie: porque un amigo puede ser el gran amor de tu vida.

OPINIÓN PERSONAL

"La expresión de Mark pasa del pánico al alivio. Suspira y se frota la cara con una mano. Cuando vuelve a mirarme, está listo para escuchar mi pregunta.
—¿Quieres ser mi amigo? —le suelto.
Inclina la cabeza.
—¿Cómo dices?"

De acuerdo, vamos con la historia. Tenemos dos narradores, por lo que ambas historias comienzan separadas pero se unen rápido. Mark, el chico, está en una de las fiestas que se celebran durante la Semana del Orgullo. Ha ido con Ryan, su mejor amigo, del cual está completamente enamorado. Para colmo, Ryan no ha declarado abiertamente su sexualidad pero le gusta probar cosas con Mark, algo que le va marcando poco a poco. A pesar de que es muy tímido, Ryan le reta y termina subido a la barra, en ropa interior, bailando en un concurso.

Por otro lado, tenemos a Katie, o Kate. Su mejor amiga, Lehna, le ha estado todo el año hablando de su prima Violet, por la que Katie está completamente enamorada. Sin embargo, cuando tiene la posibilidad de conocerla en una fiesta, el miedo la puede y sale huyendo. Acaba en un bar, justo cuando Mark está bailando en la barra. Ambos se conocen de vista de clase, pero nunca han hablado. Cuando Mark la suplica para que no cuente nada, se crea una conexión entre ellos, por lo que Katie le pide que sea su amigo.

A partir de ese momento, ambos serán el ancla del otro en los problemas emocionales que vendrán. Ryan ha conocido a un chico y Mark sufre por ello. A pesar de sincerarse y tratar de luchar por enamorar a su amigo, las cosas no funcionan. Katie, por su parte, tiene muchos miedos que la atosigan: no cree merecer ir a una universidad de prestigio que la ha aceptado, una galería de arte quiere exponer sus cuadros y Violet, la chica de sus sueños, es mejor de lo que había imaginado. En vez de aceptarlo, huye y lo fastidia todo.

"No puedo contenerme, sigo hablando.
—No puedo dejar que se enamore de otra persona. No lo puedo permitir. Y mucho menos de esta manera. Estoy superenfadado con él, pero también esto muy enamorado, y me duele darme cuenta así. ¿Que si voy a pelear por él? Llevo años peleando por él y estoy perdiendo. Haga lo que haga, voy perdiendo. Pero tengo que seguir luchando."

Y eso os cuento de la historia. Me hace mucha gracia porque se ve una clara contraposición de ambos protagonistas, que tienen problemas completamente opuestos y aún así son capaces de ayudarse el uno al otro. Mientras Mark acepta lo que sea con tal de conseguirlo, Katie lo tiene todo pero huye de ello. Ella tiene su carácter, es responsable y tiene que tenerlo todo bajo control. Él es tímido, cortado, no es impulsivo y es sensible. Eso sí, hay un punto en común: los dos tienen poca autoestima. Katie puede tener a la chica perfecta, ir a la mejor universidad y exponer sus trabajos, pero cree que no lo merece. Mark es guapo, atlético, los chicos se fijan en él... pero quiere al único que no lo hace.

La verdad es que no tenía muy claro qué iba a encontrarme en este libro. La trama dura apenas una semana y nos van marcando el cambio de día. Aunque parezca imposible, ambos protagonistas pasan de conocerse de vista a establecer una amistad muy fuerte, aunque este se crea en un principio porque ambos se encuentran justo cuando su corazón acaba de romperse.

Me ha gustado en cierta manera que la sociedad descrita tiene el tema de la sexualidad muy normalizada. Aunque te muestran a través de Ryan el miedo a contarlo a los padres, no he encontrado ninguna escena de insultos o cualquier acoso a un personaje por ser del coletivo LGTB. Al contrario, he visto personalidades incluso más resaltadas, como si quisiesen recalcar que ni aún así se meten con ellos. Hay un chico trans, las amigas de Katie (y ella) son lesbianas, tenemos unos cuantos chicos gays... están representados un buen número de ejemplos del colectivo.

Una cosa que no me ha convencido es que la historia de Katie siento que está terminada, con su final feliz, pero la de Mark queda un poco colgada. El chico no acaba mal, pero tampoco acaba bien. Eché de menos otro capítulo más para darle un cierre. Cada capítulo, para aclararlo, va alternando a ambos y son el primera persona, lo que ayuda a ver lo que sienten y lo que piensan.

En general, es una historia que se lee rapidísimo y que engancha casi desde el principio. Tiene momentos realmente duros a nivel emocional. También hay que tener en cuenta que ambos protagonistas están a punto de acabar el curso y empezar la universidad, por lo que es una época de cambios que añade aún más estrés a la situación. Aún así, la he disfrutado mucho, por lo que recomiendo esta historia sí o sí. Me ha gustado mucho el trabajo que han hecho ambos autores.

Lo mejor: Se lee rápido y engancha.
Lo peor: Tiene algunos momentos ciertamente duros.

"—Hoy me voy a hacer la tonta mientras tú te alejas de tus responsabilidades educativas, pero espero verte mañana para el gran final y durante la celebración de las actividades del Fin de Semana del Orgullo, sobre todo en el desfile del domingo. Por muy sofisticada que sea, Violet nunca ha ido a un festival del Orgullo y juro por Tegan, Sara y el Espíritu Santo que va a ser el mejor de su vida."

NOTA


5/5
Pelea por tus sueños, no esperes a que lleguen



1 comentario:

  1. Después de ver varias reseñas increíbles de este libro no puedo decir otra que que seguro que lo leo, y que espero que me guste tanto como a todos vosotros :)

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos Devoradores! Muchísimas gracias por leerme y querer comentar. Todas vuestras opiniones son bien recibidas, pero os pido que no insultéis, no hagáis SPAM y lo más importante: ¡sed vosotros!